Historia de los testigos de Jehová


La organización de los Testigos de Jehová fue comenzada en 1872 por un estudioso de la Biblia llamado Charles Taze Russell.
Russell comenzó a estudiar la Biblia y analizar las doctrinas de las diferentes iglesias que había en aquel entonces, pero atormentado por la existencia del infierno o también llamado castigo eterno, decidió crear una nueva religión en la cual quitó esta creencia basada en la Palabra de Dios.
Por desgracia esta no fue la única doctrina que Russell hizo desaparecer, sino que también negó la deidad de Cristo y la deidad del Espíritu Santo, negando de esta manera la trinidad de Dios, entre otras.
En 1879 Russell quiso dar a conocer sus falsas doctrinas y comenzó a publicar libros y revistas, de manera que esta organización empezó a hacerse conocida durante los siguientes años. Luego del fallecimiento de Russell el 31 de octubre de 1916, este trabajo fue continuado por un abogado llamado Joseph Franklin Rutherford, quien en 1931 cambió el nombre de la organización a “Testigos de Jehová” tal como se los conoce hoy en día.

Esta religión no solo cambió o quitó doctrinas y creencias fundamentales de la Biblia sino que a lo largo de la historia los dirigentes se encargaron de escribir decenas de profecías de las cuales ninguna fue cumplida, siendo juzgados por la Biblia como falsos profetas.

Además de haber creado la revista “La Atalaya” también crearon su propia traducción de la Biblia, la traducción del Nuevo Mundo, la cual fue alterada por completo para adaptarse a las falsas creencias establecidas por Charles Taze Russell.

A lo largo del estudio que haremos sobre los Testigos de Jehová iremos viendo los engaños de esta religión y las creencias erróneas en las que han caído tras mal interpretar las Sagradas Escrituras.
Es nuestro deseo que todo el material sea de bendición para su vida, y que si usted es testigo de Jehová pueda conocer al verdadero Dios y salir del engaño en el que ha caído.

En mi experiencia personal, cuando comencé a estudiar la Biblia, también fui atrapado por esta religión, la cual quería hacerme creer lo que ellos creen. Me decían que sin las revistas de los testigos de Jehová no iba a poder entender la Biblia (lo cual es falso) y que terminaría creyendo cosas erradas. Sin embargo, un día de rodillas y con lágrimas en los ojos le dije a Dios que no quería vivir toda mi vida creyendo en algo equivocado. Le pedía que no me dejara caer en ninguna religión falsa, que solo quería que me ayudara a conocer la verdad. Dios escuchó mi oración y me respondió.
Es por este motivo que le pedimos que abra su corazón a Dios, que sea sincero con Él y le pida de corazón poder conocer toda la verdad, y el Dios que le ama desde la eternidad le abrirá el entendimiento.

Volver


 

 

 

 

 

© RyS