¿Es el papa el vicario de Cristo?


Comúnmente escuchamos como la iglesia católica se refiere a su autoridad suprema, el papa, como el vicario de Cristo.

Comencemos viendo qué significa la palabra “vicario”.
1. Que sustituye a alguien en sus funciones
2. Significa “en lugar de”

Es asombroso leer estas dos definiciones y pensar en que un hombre sea capaz de sustituir o reemplazar el lugar de Dios, pero así es como presenta la iglesia católica al papa. Personalmente, creo que el mismo sentido común nos ayuda a entender que un simple hombre pecador lleno de imperfecciones jamás puede sustituir ni reemplazar a un ser perfecto como Dios, pero dado que millones de personas en este mundo creen que si es posible pasaremos a estudiar las Escrituras.

Como el papa católico se atribuye el título de vicario de Cristo, veamos que dijo Cristo sobre quien sería su representante:
Juan 14:26 “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.”
Juan 14:16 “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador (el Espíritu Santo), para que esté con vosotros para siempre
Juan 16:7 “Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

En estos tres versículos podemos notar como Cristo siempre mencionaba que Dios enviaría al Espíritu Santo luego de su partida de este mundo, es decir, Jesús se iría pero enviaría al Espíritu Santo. El sería su “reemplazo” o su “sustituto”. Querido amigo católico, Dios nos ha revelado todas las cosas a través de su palabra. ¿Acaso no cree que Dios hubiera avisado que dejaría un hombre como vicario de Cristo si así fuera? Ciertamente si lo hubiera hecho si fuera verdad, pero no lo es.
De esta manera es que Jesús establece claramente que El moriría y en su lugar vendría el Espíritu Santo. El único vicario de Cristo es el Espíritu Santo de Dios, no hay otro. ¿Y por qué el Espíritu Santo? Porque el es Dios mismo, por lo tanto también es perfecto.

Ahora bien, al igual que es absurdo que un hombre reemplace el lugar de Dios, no es lo único absurdo que encontramos en esta creencia.
Cuando se habla que alguien necesita un sustituto o un reemplazo se hace porque esa “persona” no va a estar más presente y es necesario que otra persona ocupe su lugar. Pero, ¿qué dice La Biblia sobre esto? Mateo 28:20 nos da la respuesta “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”.
¡El nos prometió estar con nosotros para siempre! ¿Será entonces que El necesita un reemplazo? ¡No! y menos de un hombre.
Querido amigo católico, al pertenecer a esta religión usted está tomando como sustituto del único perfecto en el universo, el Todopoderoso, a un hombre lleno de errores igual que usted. ¿Le parece este un buen cambio?

Como vemos, el papa quiere tomar el lugar de Dios mismo, haciéndose el “vicario” de Cristo y tratando de tomar el lugar que solo le pertenece al Espíritu Santo, quien también es Dios.

Al querer ocupar este lugar también pretenden destronar a Dios de privilegios que solo Él posee, pero uno me ha llamado la atención y es el que quiero destacar.
Según el catecismo, el papa es la cabeza de la iglesia y tiene “una potestad suprema”. Nuevamente este hombre busca reemplazar al irremplazable e insustituible Dios.
Vemos en Efesios 5:23 “porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.”. En varias ocasiones las Escrituras nos muestran a Cristo y sus fieles como un cuerpo humano, en el cual todos sus hijos son el cuerpo y Cristo, sólo Él, es la cabeza. Si Dios dice que la iglesia, es decir, nosotros, somos el cuerpo y El es la cabeza, ¿por qué el papa dice ser la cabeza de la iglesia? Y un cuerpo no tiene dos cabezas sino una. Una vez más el papa busca quitarle a Dios su gloria haciéndose semejante a Dios.

Y para terminar reflexionemos sobre el apóstol Pedro, este gran hombre de Dios del cual el catolicismo dice que fue el primer papa, lo cual sabemos que no es asi. Pero por un momento supongamos que el fue el primer papa, ¿acaso no deberían de imitar su ejemplo?
Como vimos, los papas actuales se presentan como el remplazo de Dios, pero ¿cómo se presentaba el apóstol Pedro? Observemos dos versículos.
2 Pedro 1:1 “Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo...”
1 Pedro 5:1 “Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos

Si querido amigo, el apóstol Pedro no se presenta como la cabeza de la iglesia, no se presenta como el sustituto de Dios ni busca la gloria humana que el papa busca. El se presenta como “siervo y apóstol” mostrándose como un humilde servidor y al mencionarse como “anciano como ellos” se hace igual a los demás ancianos. El se puso a la misma altura de los demás y no quiso arrebatarle el lugar que solo a Dios pertenece.
Es nuestro deseo que pueda comprender a través de este estudio y de su sentido común, que Dios es insustituible, incomparable e irremplazable.

Volver


 

 

 

 

 

© RyS