¿Es la virgen María la madre de Dios?


¿Es María la madre de Dios?
A lo largo de los años la iglesia católica le ha proporcionado muchos títulos a la virgen Maria pero sin duda uno de los más impactantes es el de “madre de Dios”.
El argumento para ponerle ese titulo es que si María era la madre de Jesús, y Jesús es Dios, entonces María es la madre de Dios.

Para demostrar que esto no es así tenemos que entender la naturaleza de Cristo.
Si bien es cierto que Jesús es Dios mismo, cuando Él habitó en este mundo lo hizo bajo la naturaleza humana. Dice La Biblia que cuando vino a este mundo a morir por nosotros “se despojó de sí mismo” y se hizo “semejante a los hombres” (Filipenses 2:7), es decir, dejó su naturaleza divina y se constituyó como hombre. Veamos algunos versículos.

1 Timoteo 2:5 “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre
Romanos 5:15 “Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo.

Así como en otros pasajes de las Escrituras se menciona la divinidad y deidad de Cristo como Dios, en otros pasajes se lo menciona como “hombre” ya que el fue un hombre en este mundo. Vemos que cuando él vino a este mundo tuvo deseos propios del ser humano como por ejemplo tener hambre (Marcos 11:12), sed (Juan 19:28), entre otros. Es por este motivo que debe quedar claro que Jesús, cuando estuvo en este mundo, no lo hizo como Dios sino como hombre.
Dios en su misericordia le permitió a María que de su vientre naciera el Salvador del mundo, pero en su naturaleza humana.
En otras palabras, María fue la madre de “Jesús hombre” como lo menciona La Biblia pero no fue la madre de Dios ni lo será, porque Dios no tiene madre ni padre.

Cualquier católico podría decir, está bien, María fue la madre de Jesús hombre, pero aunque se hizo hombre él siempre fue Dios. Esta afirmación es correcta, pero lo que pretende el catolicismo es dar a entender que Jesús existe porque nació del vientre de María y esto no es así. Vemos que Jesús, Dios mismo, es eterno. El no tiene principio ni fin, sin embargo María nació, vivió y murió. Es imposible que el Creador de todo lo creado tenga madre o padre, porque Él existe desde antes que todas las cosas existiesen. Esto lo afirma Juan 8:58 “Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.”. El existía antes de que Abraham existiese y sabemos que María no había siquiera nacido en la época de Abraham.

Pero como si esto fuera poco, La Biblia aun nos declara más explícitamente desde cuando existe Cristo en Miqueas 5:2 “Pero de ti, Belén Efrata, pequeña entre los clanes de Judá, saldrá el que será Señor en Israel; sus orígenes se remontan hasta la antigüedad, hasta tiempos inmemoriales.”
Así es, Jesús existe desde “tiempo inmemoriales”, o como el mismo Cristo dijo en Juan 17:5 “Ahora pues, Padre, glorificame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.”. Desde la eternidad Él existe, Él no es un ser creado. Simplemente Dios en su plan de salvar a la humanidad envió a Jesús, quien debía hacerse hombre, y, por tanto, nacer de una mujer la cual fue la virgen María.

Hebreos 7:2-3 “a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo; cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz; sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre.”

¿A quién le hace recordar este “Rey”, que según afirman estos versículos es eterno?
¡A Jesús!. El Hijo de Dios no tiene padre, madre ni genealogía. El existe desde siempre y para siempre.
¡A El sea la gloria por los siglos de los siglos! ¡Amén!

Volver


 

 

 

 

 

© RyS