Una reflexión sobre la existencia de Dios


Un profesor universitario reto a sus estudiantes con esta pregunta: “¿Creó Dios todo lo que existe?”.

Uno de los estudiantes respondió “Si, por supuesto”, “Dios creó todo cuanto existe”.

El profesor le contestó: “Si Dios creó todo lo que existe, entonces Dios creó la maldad, y de acuerdo al asunto que nos concierne, y en relación a quienes somos, entonces Dios es maldad”. Los estudiantes se quedaron callados ante tal respuesta. El profesor, muy feliz consigo mismo, en una actitud arrogante, presumió a sus estudiantes que una vez más había probado que la fe cristiana era un mito.

Uno de los estudiantes levantó su mano y dijo: “Profesor, ¿puedo hacerle una pregunta?”,

“Por supuesto”, contestó el profesor.

El estudiante se puso de pie y dijo: “Profesor, existe el frío?”.

“¿Qué clase de pregunta es esa?” dijo el profesor, “por supuesto que existe”, “¿Alguna vez has tenido frío?”. Se escucharon risas en tono de burla de los demás.

El joven estudiante dijo: “En realidad señor, el frío no existe, de acuerdo con las leyes de la física lo que consideramos frío es en realidad ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, el calor es lo que hace que un cuerpo o cosa tenga o transmita energía. El cero absoluto ( 0° C) es la total ausencia de calor; todo queda inerte e incapaz de reaccionar a esa temperatura. El frío no existe. Hemos creado esa palabra para describir como nos sentimos si no tenemos calor”. El estudiante continuó: “Profesor, ¿existe la oscuridad?”

El profesor respondió: “Por supuesto”.

El estudiante le contestó, “Una vez más está usted equivocado señor, la oscuridad no existe tampoco. La oscuridad es en realidad la ausencia de luz. Nosotros podemos estudiar la luz pero no la oscuridad. Podemos utilizar el Prisma de newton para separar la luz en varios colores y estudiar múltiples ondas de cada color. Sin embargo, no puedes medir la oscuridad. Un simple rayo de luz puede entrar a un mundo oscuro e iluminarlo. Pero, ¿cómo puedes saber que tan oscuro es un determinado espacio?. La oscuridad es un término utilizado por el hombre para describir que pasa cuando no hay presencia de luz.”

Finalmente el joven preguntó al profesor: “Señor, ¿existe la maldad?”

Ahora, dudosamente el profesor respondió “por supuesto, como ya lo he dicho anteriormente, lo vemos todos los días, es un diario ejemplo la inhumanidad del hombre para con sus semejantes. Está en la multitud de crímenes y violencia en todas partes del mundo. Esas manifestaciones no son otra cosa más que maldad”.

Ante esto el estudiante le contestó: “la maldad no existe señor, o al menos no existe como si misma. La maldad es simplemente la ausencia de Dios. Es como la oscuridad y la luz, la maldad es una palabra que el hombre ha creado para describir la ausencia de Dios. Dios no creó la maldad. La maldad no es como la fe, o el amor que existen al igual que la luz y el calor. La maldad es el resultado de lo que pasa cuando el hombre no tiene presente el amor de Dios en su corazón. Es como el frío que surge cuando no hay calor o la oscuridad cuando no hay luz.”

El profesor tomo asiento.

El nombre del estudiante: Albert Einstein.

Volver

 

 

 

 

 

© RyS