La Biblia, un libro diferente


A entender de los ateos La Biblia es un libro como cualquier otro. Sin embargo los cristianos afirmamos que fue inspirada por Dios, y por lo tanto la recibimos como la palabra de Dios.


¿Por qué Dios dejaría lo que necesitamos saber de forma escrita?
Algunos ateos dicen: si Dios quiere hablarnos ¿por qué no se aparece y lo hace? En primer lugar, las cosas no se hacen como nosotros pensamos o queremos, sino como Dios quiere.
En segundo lugar, si para hablarnos fuese, tendría que aparecer todos los días y darnos el mensaje que necesitaramos, problema que se ve resuelto a través de La Biblia.
En La Biblia se encuentra la respuesta a todo lo que el ser humano necesita. Cualquier duda, pregunta o intriga es resuelta a través de las Escrituras con tan solo leerla.

El motivo principal por la cual fue escrita, es por una mejor conservación del mensaje. Se dice que los rollos obtenidos sobre los cuales se forman las Escrituras tienen aproximadamente entre un 97-99% de fidelidad. Ahora bien, si Dios hubiera hablado de manera audible como los ateos quisieran, los mensajes que Dios hubiera dado se hubieran ido perdiendo con el correr del tiempo. Ya sea por falta de memoria, o, por personas que faltaran a la verdad, los mensajes podrían haberse torcido completamente provocando un mensaje completamente diferente. Es por este motivo que Dios se comunicó con el ser humano a través de La Biblia desde el principio y lo seguirá haciendo hasta el fin.



¿Qué hace a La Biblia un libro diferente?

1. Indestructible
La Biblia ha sido el libro más atacado en la historia de la humanidad. Ningún libro ha recibido tantos ataques e intentos de ser destruido como La Biblia. Ateos e incluso religiosos lo han intentado pero no han podido ni podrán porque Dios ha prometido que su palabra nunca será destruida.


2. Best seller
Es el libro más vendido en la historia. A pesar de la cantidad enorme de ateos que existen hoy en dia y de las diversas religiones y creencias, La Biblia sigue siendo el libro más vendido, y aunque parezca curioso, muchos ateos la han leído y tienen ejemplares en sus hogares. ¿Por qué leer un libro de un Dios que dicen no existir?

3. Unicidad
Aunque La Biblia fue escrita por 40 hombres a lo largo de 1600 años aproximadamente, cada libro concuerda a la perfección con los demás. Algunos de estos 40 hombres eran pescadores, reyes, pastores, doctores, etc., que a su vez escribieron cada uno en diferentes épocas y resulta increíble que todos estos concuerden a la perfección. Es como un puzzle conformado por 66 piezas (66 libros posee La Biblia) en el cual cada pieza encaja a la perfección conformando así el gran puzzle, en este caso, el libro por excelencia.
Resulta no sólo asombroso, sino también imposible que un libro pueda poseer tal cualidad sin la intervención divina.


4. El cumplimiento de las profecías
Una de las cosas que hace única a La Biblia son las profecías. Una profecía es una revelación de Dios sobre un acontecimiento futuro. En muchas ocasiones, Dios le revelaba a sus profetas lo que pasaría en el futuro, los cuales escribían, sin saber que esos hechos se cumplirían decenas, centenas o incluso miles de años después.
Todas las profecías han sido cumplidas tal cual Dios las reveló. Ninguna faltó por cumplir, excepto aquellas que Dios dio para los días del fin que aún no han llegado.

La lista de profecías es inmensa por lo que nos limitaremos a mencionar solo algunas:
- Israel sería restaurada como nación y nunca más sería desarraigada. Profecia dada 760 A.C, y cumplida en 1948.
- El imperio medo persa conquistaría Babilonia. Profecia dada 732 A.C y cumplida 538 A.C
- Israel sería llevado cautivo por el imperio babilónico. Profecia dada 701 A.C y cumplida en 586 A.C aprox.
- Había un gran rey griego que conquistaría al imperio persa, pero su reino sería dividido en cuatro luego de morir. Profecia dada 543 A.C y cumplida 330 A.C con Alejandro Magno y 281 A.C la división

Estas son solo algunas de las cientos de profecías que se han escrito. Cabe destacar que en las mencionadas anteriormente pasaron cientos de años antes de su cumplimiento lo cual garantiza que no fue por una simple inspiración humana, sino por revelación divina.


5. Veracidad
Algunos dicen que lo que está escrito son simples cuentos o historias creadas por la imaginación humana. Sin embargo resulta interesante ver que muchas de las cosas que los ateos llaman “leyendas” o “cuentos de niños”, la misma ciencia ha logrado demostrar que ocurrieron, demostrando que son hechos reales.
Algunos de los acontecimientos más asombrosos que han sido comprobados (en su mayoría arqueológicos) son:
- El diluvio universal (se comprobó que la tierra estuvo completamente sumergida bajo agua)
- El arca de Noé (han sido hallados restos del arca)
- La tumba de Jesús sin sellar
- El mar rojo abierto en dos (restos de cientos de carruajes y utilidades del ejército egipcio)

Y como en el caso anterior, la lista es muy extensa como para mencionar cada hallazgo. A los cristianos nos basta leer La Biblia para creer lo que allí está escrito, pero si usted es ateo esperamos que estos hallazgos tan grandiosos le ayuden a creer que todo fue real, y, por lo tanto, que todo lo demás escrito también es real.
No obstante, le invitamos a investigar sobre todos los hallazgos bíblicos para que pueda maravillarse aún más.

Además de los hechos milagrosos mencionados y que han sido comprobados científicamente, hay otro tipo de información en La Biblia que demuestra la exactitud de la misma. Por ejemplo, miles de años antes que se supiera que la tierra era redonda, La Biblia ya lo afirmaba en Isaías 40:22, lo cual afirma la veracidad de las Escrituras.


Es por estos motivos que La Biblia es un libro único e incomparable. Si usted conoce un libro que cumpla con los puntos que hemos mencionado le agradeceríamos nos lo hiciera saber. De lo contrario, le invitamos a reconocer que las Sagradas Escrituras son inspiradas por Dios.

La Biblia es la palabra de Dios, exacta, perfecta, eterna.

Volver

 

 

 

 

 

© RyS